Balance trimestral

Delta Air Lines con pérdidas por US$ 3.900 millones

Delta presentó los resultados económicos correspondientes al segundo trimestre del año en el que registró un rojo de US$ 3.900 millones.

“Una pérdida antes de impuestos ajustada de US$ 3.900 millones para el trimestre de junio en una disminución de más de US$ 11.000 millones en los ingresos durante el año pasado, ilustra el impacto realmente asombroso de la pandemia de Covid-19 en nuestro negocio. Frente a este desafío, nuestra gente ha actuado rápida y decisivamente para proteger a nuestros clientes y a nuestra compañía, reduciendo nuestra quema de efectivo promedio diaria en más del 70% desde finales de marzo a US$ 27 millones en el mes de junio”, comentó Ed Bastian, CEO de Delta. “Dados los efectos combinados de la pandemia y el impacto financiero asociado en la economía global, seguimos creyendo que pasarán más de dos años antes de que veamos una recuperación sostenible”, continuó Bastian.

PÉRDIDAS POR US$ 3.900 MILLONES.

En el reporte, Delta señala que la demanda se desplomó en el trimestre un 93% en comparación con el mismo período de 2019. Los ingresos registrados por Delta ascendieron a US$ 1.200 millones, es decir un 91% menos en comparación con el año pasado. En el análisis, los ingresos exclusivos por pasajeros se redujeron un 94%, mientras que los relacionados con la carga, los sistemas de fidelidad y los servicios de mantenimiento, también cayeron pero un 65%.

DECISIONES DE AJUSTE.

Producto de la crisis, Delta ha decidido reducir su flota operativa, aprovechando la ocasión para desprogramar algunos aviones más antiguos como los McDonnell-Douglas MD-88 y MD-90, y versiones con más horas de vuelo acumuladas de Boeing B-777, B-737/700, B-767/300ER y Airbus A320. También se desaceleraron los planes de construcción y ampliación de infraestructura en los aeropuertos de Los Ángeles, La Guardia (Nueva York) y Salt Lake City. Y, finalmente, poner en marcha un programa de retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas para su personal.

LAS AYUDAS ESTATALES.

En el marco de la Ley Cares (Coronavirus Aid, Relief and Economic Security; Coronavirus Ayuda, Socorro y Seguridad Económica) Delta Air Lines ya ha recibido un total de US$ 5.400 millones que se viene recibiendo en cuotas y hasta este mes de julio. De abril a junio, se recibieron US$ 4.900 millones: unos US$ 3.500 millones en fondos de subvención y un préstamo a 10 de años sin garantía, y otro con bajo interés de US$ 1.400 millones. De modo que en el transcurso de este mes, se recibirán otros US$ 544 millones. Sin embargo, Delta prevé utilizar la totalidad de estos fondos ya para finales de 2020.

Finalmente, cabe destacar que Delta mantiene una inversión del 49% en Aeroméxico y del 20% en Latam. Sin embargo, ambas compañías se encuentran hoy bajo la protección del Capítulo 11. Producto de esto, Delta registró una amortización de US$ 1.100 millones por la inversión en el grupo aéreo sudamericano y otra de US$ 770 millones por la compañía del Caballero Águila. En ese mismo sentido, la necesidad de ayudar a la socia británica Virgin Atlantic (de la que DL posee el 50%), demandó otros US$ 200 millones.

Postea en tu Facebook

Notas de Tapa