CNET: "Se debe mantener la importancia del turismo como motor de este país"

El presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), Braulio Arsuaga, repasó las propuestas que desde el organismo cúpula se han presentado al gobierno federal y al poder legislativo con el objetivo de paliar los efectos adversos que la crisis sanitaria ha dejado en la industria del turismo en México.

Por Ariane Díaz Becerra

-¿Cuál es el panorama del sector turístico a tres meses del cese de actividades turísticas por la contingencia sanitaria?

-En el CNET estimamos perder alrededor del 50% del consumo turístico. Esto significa que nos iremos del 8,7% del PIB turístico a 4,9%. Esto es un número muy fuerte: se pueden perder un millón de empleos y $ 1,6 billones. La recuperación que veremos en diciembre será del 45% en lo internacional y 55% en el mercado nacional. Estimamos que el gobierno deje de recaudar por concepto de impuestos más de $ 100 mil millones.

-¿Qué evaluación hace de la actuación del gobierno y el resto de los eslabones de la cadena de valor durante la crisis del Covid-19?

-Como CNET hemos estado muy activos presentando propuestas. Nosotros comentamos con el gobierno que necesitábamos medidas durante la crisis para sortearla de una mejor manera. La realidad es que no tuvimos una respuesta. Nosotros mostramos voluntad con las medidas de austeridad que hemos implementado en nuestras empresas y que nos han ayudado a sortear la contingencia. También propusimos un paquete legislativo de 14 iniciativas que fueron muy bien aceptadas por los diferentes grupos parlamentarios y que esperemos se autoricen cuando se reactive el proceso legislativo. Lo más reciente que hemos hecho fue la conceptualización de la Alianza Nacional Emergente por el Turismo (ANET), una iniciativa que nació en las juntas con la Conago.

LAS PROPUESTAS DEL CNET.

-¿Cuáles son, puntualmente, las propuestas del CNET en el escenario de reaperturas graduales de destinos y servicios?

-Creo que estamos lejos todavía de pasar esta hoja. Como CNET hemos dicho que se debe mantener la importancia del turismo como motor de este país y que el gobierno vea que somos su aliado, que ayudamos a combatir la pobreza. También hemos propuesto en la ANET reactivar la llegada de turistas de una forma ordenada. Hoy ya están los protocolos y los estamos implementando en toda la industria. Otra propuesta es establecer las bases para dar inicio a una ruta diferente del turismo. Estamos frente a un nuevo turismo al que nos vamos a tener que adaptar tanto la industria como el turista. Además, salimos de la mano de los sindicatos más importantes del sector para sensibilizar al gobierno sobre mantener la planta laboral y recuperar los empleos perdidos. Hay cuatro millones de empleos en esta industria. También buscamos fortalecer la planta productiva y la oferta de todos los servicios turísticos que existen. Puede haber un colapso enorme de esta infraestructura porque hoy hay una subutilización. Otro objetivo es mejorar el posicionamiento del turismo tanto en la agenda de gobierno como en el exterior. Una de las cuestiones más importantes para la promoción es la imagen que como país demos al exterior derivado del manejo de la crisis. Otro propósito es garantizar la movilidad de los turistas, que puedan desplazarse con seguridad. Todos estos objetivos están en la ANET y el 60% están en manos de diferentes dependencias del gobierno federal.

-¿Cuáles son las lecciones que deja esta pandemia para el presente y futuro de la industria de viajes?

-Tenemos que anticiparnos a la forma diferente de viajar. Creo que será muy diferente a como se viajaba en el pasado. Como industria y país tenemos que estar sensibilizados a que la tecnología jugará un papel importante y que la seguridad, tanto física como de higiene, será primordial. Asimismo, los proyectos de sustentabilidad hoy se ponen en la mesa con mucha mayor prioridad.

-¿Quiénes considera serán los ganadores y los perdedores en el ecosistema empresarial turístico?

-Los perdedores somos todos y los ganadores deben ser muy pocos. No se puede hablar de ganadores cuando existe la posibilidad de perder millones de empleos en el mundo y más de 2 trillones en la economía; cuando localmente podemos perder el 25% de la planta laboral directa del turismo y $ 1,6 billones, o cuatro o cinco puntos porcentuales de PIB turístico; y cuando probablemente se perderán 2.000 habitaciones en Ciudad de México. El transporte, tanto terrestre como aéreo, también está sufriendo. Me cuesta trabajo saber quiénes son los ganadores y si los hay, son muy pocos, y somos muchos los que hemos perdido.

-En el caso de agencias de viajes y turoperadores, ¿cuál será su rol en el marco de la recuperación y qué acciones concretas pondrá en marcha el CNET para trabajar a su lado?

-Las agencias de viajes están representadas en el CNET muy activas a través de Roberto Trauwitz y han sido parte esencial de la conceptualización de los objetivos tanto de la ANET como de las iniciativas legislativas que hemos hecho. Nosotros vemos a las agencias como aliados naturales y parte importante del ecosistema turístico.

Los perdedores somos todos y los ganadores deben ser muy pocos. No se puede hablar de ganadores cuando existe la posibilidad de perder el 25% de la planta laboral directa del turismo y $ 1,6 billones, o cuatro o cinco puntos porcentuales de PIB turístico; y cuando probablemente se perderán 2.000 habitaciones en Ciudad de México.

En el CNET estimamos perder alrededor del 50% del consumo turístico. Esto significa que nos iremos del 8,7% del PIB turístico a 4,9%. Esto es un número muy fuerte: se pueden perder un millón de empleos y $ 1,6 billones.

Como CNET hemos estado muy activos presentando propuestas. Nosotros comentamos con el gobierno que necesitábamos medidas durante la crisis para sortearla de una mejor manera. La realidad es que no tuvimos una respuesta.

Postea en tu Facebook

Notas de Tapa