DEBATE

Viajes corporativos: ¿para cuándo la recuperación?

Severamente golpeados por la pandemia, no se sabe cuándo los viajes corporativos recuperarán la normalidad. Hay una luz al final del túnel, aunque con dudas.

Atento a la tendencia que se venía observando a lo largo de la última década, los viajes corporativos iban a estar en sostenida suba, pasando de US$ 1,4 billones a US$ 1,8 billones en 2023 . Hasta que a comienzos de 2020 la pandemia impactó en el mundo y esas predicciones se derrumbaron por completo.

Según puntualiza un informe de Phocuswright, la crisis en los viajes corporativos comenzó a fines de enero de 2020, cuando muchas grandes corporaciones con presencia en China y empleados que se movilizaban a nivel mundial recibieron una señal de alerta temprana de lo que se avecinaba y redujeron sus viajes, incluso antes de que la Organización Mundial de la Salud declarara oficialmente la pandemia.

Hoy, con los viajes corporativos en lenta recuperación gracias al avance en las vacunaciones, los grandes grupos multinacionales están aplazando el regreso a las oficinas para el segundo semestre del año, como mínimo. Además, se han comprometido a brindar a los empleados mayor flexibilidad para que puedan seguir trabajando desde sus hogares, ya que el Covid-19 los ha obligado a adoptar la última palabra en herramientas de comunicación online.

Lo cierto es que, de una manera u otra el impacto de la pandemia en los viajes corporativos se sentirá en los próximos años. Incluso, hay quienes vaticinan que el 50% de esas movilizaciones se perderán para siempre.

Jesús Navarete, director de Recursos Humanos de la filial latinoamericana de una empresa automotriz japonesa, recuerda las palabras de su CEO durante una reunión con el equipo de líderes mientras analizaban los resultados financieros de 2020: “Si esto es lo que ahorramos por la menor cantidad de viajes y organización de eventos, está claro que vale la pena seguir recortando”.

De hecho, lo que se puede significar “ahorro” para una compañía, se traduce en pérdidas para otros, como en el caso de pasajes aéreos, hotelería y gastronomía, por nombrar algunos items. Por otra parte, estamos hablando de un “ahorro” que, como veremos más adelante, puede no setal.

Otro ejemplo de achique presupuestario esta representado por la multinacional Amazon, que comunicó que el año pasado ahorró cerca de US$ 1.000 millones en viajes de negocios que no se pudieron realizar por las restricciones impuestas por la pandemia. Es más: el CFO de la conocida empresa de retail online indicó que “los gastos en viajes domésticos probablemente se reanudarán, pero puede que no lleguen a los mismos niveles que en 2019”.

Sin embargo, el referido informe de PhocuswrIght explica que si bien la reducción de presupuestos es inevitable y ya ha comenzado, “el apetito de inversión para el reinicio de los viajes corporativos brinda un rayo de esperanza para el sector”.

La luz al final del túnel

Si bien estamos hablando de una parálisis casi total durante esta crisis sanitaria, está claro que los viajes y los eventos corporativos no desaparecerán. De hecho, aunque lentamente, están regresando. Por más que avancen las videoconferencias, un viaje de negocios es muchas veces imprescindible para cerrar acuerdos o ganar un nuevo cliente. Al respecto, Harvard Business Review es concluyente: “Los viajes de negocios son importantes; un encuentro cara a cara es 34 veces más potente que un requerimiento enviado por correo electrónico”.

Una empresa puede reducir su presupuesto de viajes, es cierto, pero existen altas chances de que esos “ahorros” también se conviertan en pérdidas. “Puede pasar que tu competidor vaya a esa reunir que tu no fuiste y se lleve ese contrato que tanto buscabas”, comenta el consultor Juan Carlos Vidal.

“Si bien el sector podría demorar un par de años en recuperarse completamente, en ningún caso se espera que las empresas prescindan de los viajes de negocios”, afirma Santiago Montero, CEO de Aervio, plataforma de gestión de viajes corporativos con sede en Barcelona, España. “Tras el confinamiento, agrega, se ha notado un incremento en las reservas en apenas unas pocas semanas, lo que representa un panorama favorable de cara a los próximos meses.” Y pronostica que “el volumen de viajes nacionales e internacionales se irá recuperando a lo largo de este año, se consolidará durante 2022 y recuperará los niveles anteriores a la crisis en 2023”.

Pero no todos los comentarios van en esa misma dirección. Richard Curtin, director de una encuesta de consumidores de la Universidad de Michigan (EE.UU.), asegura: “Los resultados de las reuniones realizadas por Zoom de las sostenidas en persona no son muy diferentes, pero las diferencias en los costos son como el día y la noche. Será difícil justificar los presupuestos que alguna vez fueron aprobados”. Sin embargo, numerosos testimonios en contrario indican todo lo opuesto.

El MICE, contra viento y marea

Dentro de los viajes de negocios, el área MICE se ha podido defender a través de una forzada adopción a formatos virtuales para no quedarse en cero. Bienvenidos a los eventos híbridos.

Todo un ejemplo es Reed Exhibitions, empresa global líder en la materia, que debió reformular totalmente su cartera de eventos. Simon Mayle, así lo comenta: “Todo el mundo ha tenido que desarrollar los aspectos tecnológicos de su negocio para poder pasar de eventos físicos a digitales rápidamente. Lo que la pandemia ha hecho es acelerar ese proceso”. Así, tres de los principales encuentros de Reed dedicados a la industria de viajes y turismo –WTM Londres, IBTM Barcelona e ILTM Internacional– se transformaron en digitales, “con mucho éxito y un alto nivel de satisfacción”.

En esto concuerda con María Valcarce, directora de la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur), para quien la posibilidad de realizar encuentros virtuales ha sido muy útil, dadas las circunstancias de la pandemia: “También es cierto que la adopción de estas soluciones para el contacto online se ha acelerado y con ello han aparecido propuestas tecnológicas más sofisticadas y completas que nos dejan importantes aportaciones”.

Este año, Fitur, feria que durante décadas abrió el calendario anual de encuentros turísticos internacionales, apostará a la presencialidad.

Fitur 2021 será del 19 al 23 de mayo ocupando un 30% menos de espacio, con una reducción de visitantes presenciales y la suma de nuevos delegados virtuales. La sede no cambiará: el recinto municipal de Ifema, utilizando esta vez siete de los diez pabellones que desplegó Fitur 2020.

“Si bien es cierto que existe todavía incertidumbre sobre cuándo retomaremos nuestra vida normal, tenemos que ir adaptando los eventos acorde a las medidas de contención que estén en vigor en ese momento. Este sector está demostrando que se pueden seguir llevando a cabo encuentros en mayor o menor medida, que las empresas que los organizamos nos adaptamos rápidamente a las circunstancias y que siempre respetamos los protocolos tanto de seguridad como de sanidad, ya que en nuestra mano está crear eventos seguros”, subraya un representante de Eurocongres.

“La digitalización, añade, ha llegado para quedarse y durante bastante tiempo van a convivir los eventos presenciales con los virtuales, y seguramente este último formato nunca desaparezca. Son muchas las ventajas que tiene y además creemos que es un buen complemento al formato presencial.”

Sí al “cara a cara”

Messe Frankfurt, una de las firmas globales de referencia en todo lo que hace a organización de ferias y convenciones, volvió a pisar fuerte en la arena de los eventos presenciales en febrero pasado con la celebración de Beautyworld Japan Fukuoka, encuentro que reunió a 122 expositores que presentaron sus productos y servicios ante 3.818 visitantes interesados en conocer las últimas novedades en cosmética, perfumes y productos de cuidado personal.

Luego, la firma llevó a cabo Texworld Evolution Paris - Le Showroom, donde más de 500 compradores y expertos de la industria de la moda que buscaron identificar las tendencias de la temporada primavera-verano 2022. En un entorno refinado y seguro, se expusieron unas 2.500 muestras seleccionadas de 75 fabricantes internacionales de 10 naciones.

shutterstock_1692360430.jpg
Para la gran mayoría de los especialistas, nada reemplaza a un reunión

Para la gran mayoría de los especialistas, nada reemplaza a un reunión "cara a cara".

Con cierta resignación, Wolfgang Marzin, presidente y CEO de Messe Frankfurt, dijo: “Los organizadores de exposiciones todavía tenemos prohibido ejercer nuestra profesión en Alemania, aunque nadie sabe lo que deparará el futuro y sería irresponsable pretender lo contrario. Sin embargo, tras retomar la operación de ferias comerciales en China el año pasado, y ahora con nuestros eventos en Japón y Francia, hemos demostrado que los encuentros de este tipo pueden realizarse de acuerdo con las normas de higiene y seguridad que dictan las circunstancias”.

Ratificando el diferencial del “cara a cara” en los negocios, Victoria Gorzio, Head of BTA de Amadeus Américas sostiene: “Cada vez que entro en una videoconferencia, me siento feliz de poder ver, aunque sea de forma virtual, a mis colegas y amigos que están distantes debido a la pandemia. Pero esa sensación tiene algo agridulce, porque lo que de verdad quería hacer era estar con ellos, en una mesa de conferencias, en un evento corporativo o con un cliente. Es como si me conformara con algo que realmente no quiero”.

Tras opinar que “los viajes corporativos, tarde o temprano, volverán a tener la misma importancia que antes”, la ejecutiva recomienda que las agencias especializadas tengan una gama más amplia de contenido para ofrecer. “Esto podría impulsar la personalización y traer un grupo más diverso de clientes. Además, al usar el NDC, será más fácil reservar y obtener ingresos de productos como wi-fi, selección de asientos y acceso a salas VIP”.

En Madrid, Ifema (mencionada más arriba) regresó a la actividad presencial el 22 de marzo con la feria HIP - Hospitality Innovation Planet, para profesionales de hotelería y gastronomía. En Colombia, Corferias hizo lo propio del 12 de noviembre al 6 de diciembre con la Feria del Hogar en base a un aforo máximo de 7.300 personas en simultáneo. Ocupó 14 pabellones donde 335 emprendedores y microempresarios comercializaron sus productos con estrictas medidas de autocuidado. Asistieron 65 mil personas.

¿Tiempo de bleisure?

Entre otras cosas que dejó en claro la pandemia, el teletrabajo llegó para quedarse. En la actualidad, los paradigmas en el mundo laboral son otros, obligando a que muchos hogares hayan tenido que dejar un lugar para la oficina. Y a muchos trabajadores felices.

Una investigación realizada por la consultora de gestión estadounidense Oliver Wyman arrojó que la mayoría de los viajeros de negocios aseguran poder mantener las relaciones comerciales existentes, e incluso desarrollar nuevos vínculos, a través de teleconferencias.

Ricardo Neira, gerente general de Academia Industria 4.0 de Chile, cree que “aunque las condiciones de salud mejoren, es más que probable que se avance hacia un modelo mixto laboral, donde nos encontremos con empresas que tendrán un sistema presencial y otro con teletrabajo. No obstante, y si bien más del 50% del empleo puede adaptarse al teletrabajo, el modelo que se imponga en el futuro va a depender mucho de cada sector laboral”.

Es más: Richard Curtin, director de una encuesta de consumidores de la Universidad de Michigan (EE.UU.), asegura: “Los resultados de las reuniones realizadas por Zoom de las sostenidas en persona no son muy diferentes, pero las diferencias en los costos son como el día y la noche. Será difícil justificar los presupuestos que alguna vez fueron aprobados”.

Este panorama nos obliga a hablar de “bleisure”, acrónimo inglés que combina “business” con “leisure”. O sea trabajar fuera del área de residencia, disfrutando de un buen descanso con la computadora siempre a mano.

Casai, starup mexicana que ofrece apartamentos con las amenidades de un hotel, reportó en las últimas semanas un alza superior al 40% en la ocupación doméstica. Al respecto, Nico Barawid, cofundador y CEO de Casai, señala: “Hemos notado que muchos millennials ahora quieren trabajar y vacacionar al mismo tiempo, aprovechando las facilidades y beneficios de las labores remotas, que no obligan a nadie a permanecer en su sitio”.

“Mientras se espera que la industria hotelera retome el ritmo previo a la pandemia recién en 2023, el bleisure travel continuará ayudando a la transformación del turismo de negocios como lo solíamos conocer, llevando a descubrir una nueva forma de trabajar a distancia”, agrega Barawid.

En una línea similar, Marriott International presentó recientemente el programa Sheraton Premium Offices, propuesta que se desarrolla en muchos de sus hoteles a lo largo de América Latina y el Caribe como respuesta al crecimiento del teletrabajo.

Al respecto, Mariano Formariz, gerente general del Sheraton Buenos Aires, destaca: “Esta nueva tendencia no sólo modifica la dinámica del empleado, sino también la de las empresas, que aprovechando la conectividad de hoy en día les brindan a sus empleados la libertad de poder trabajar desde diferentes lugares. Hemos visto que muchas personas desean salir de sus hogares y extrañan el sentimiento de explorar y viajar. Como respuesta, hemos creado los `Workations´, espacios que combinan la tecnología y la conectividad que necesitan los trabajadores con las mejores comodidades en un ambiente diferente”.

La iniciativa apunta no sólo a permitir que los huéspedes puedan continuar con su trabajo virtual sin problemas, sino también a proporcionarles tiempo de descanso y diversión, lo que a su vez puede despertar mayor inspiración y productividad en sus tareas laborales.

Conclusiones

Según coinciden numerosos especialistas, los viajes de negocios tienen futuro. Pero la salida de la actual pausa no se va a dar de un momento a otro. Va a llevar tiempo y esfuerzo.

En el e-book “Reiniciar, recargar y replantear los viajes de negocios”, Amadeus dice que el 37 % de los altos ejecutivos de las agencias de viajes corporativas ven una recuperación para 2022, mientras que 46 % piensa que recién se saldrá del pozo en 2023 o más adelante.

Lo bueno es que durante este intervalo la industria no se está quedando de brazos cruzados. Existen varias iniciativas tendientes a reestablecer la confianza de las empresas, donde, desde luego, la tecnología juega un rol clave. Léase inversiones en proyectos estratégicos tales como el NDC, interfases de ventas para travel planners, herramientas corporativas de auto gestión, integración de información de seguridad en viajes, soluciones dinámicas de gestión de proveedores y rendimientos, y exculpación de responsabilidad, entre otras innovaciones.

En la relación entre las agencias y las empresas será clave garantizar la seguridad de los viajeros. Las primeras tienen que brindar información precisa sobre aspectos tales como los protocolos de salubridad a encontrar en cada destino, los requisitos de ingreso y, servicio fundamental, la mayor flexibilidad posible para modificar reservas mientras el contexto de pandemia siga siendo tan dinámico.

NÚMEROS “CORPORATE”
10

-GBTA estima que el impacto del Covid-19 es 10 veces más severo que los atentados del 11 de septiembre y la crisis financiera que afectó a Estados Unidos en 2008.
40 %
-Si bien el 85% de los pasajeros de avión viajan por placer, los clientes de negocios generan para las líneas aérea el 40% de sus ingresos.
US$ 334,2 mm.
-En 2019, tan sólo en EE.UU, los viajes corporativos (domésticos e internacionales) representaron gastos directos por US$ 334,2 mil millones, respaldando a 2,5 millones de puestos de trabajo.
86%
-La consultora Gartner Research reveló que el 86% de las empresas consultadas utilizan entrevistas no presenciales durante la pandemia, tendencia que podría continuar por un tiempo.

Early Signs of Business Travel Recovery

Notas de Tapa